Descubre la magia y encanto de las delegaciones de Puerto Vallarta

Descubre la magia y encanto de las delegaciones de Puerto Vallarta

Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta
25 Marzo 2015

Puerto Vallarta cuenta como parte de su geografía con cuatro delegaciones, Pitillal, Las Juntas, Ixtapa y Las Palmas, sitios de gran colorido que ofrecen a los visitantes la magia y encanto de la provincia.

Hay múltiples actividades que realizar en su visita a cualquiera de ellos, en el caso de El Pitillal, este le ofrece en su zona centro una gran cantidad de artículos y el poder disfrutar de fruta de la temporada mientras toma un descanso en una de las bancas de su plaza.

Una visita obligada es la Parroquia en honor a San Miguel Arcángel que muestra una monumental escultura en madera del Cristo Resucitado. Las Fiestas Patronales se llevan a cabo en el mes de septiembre y en esos días su plaza principal se llena de colorido y de música, puestos de antojitos, juegos mecánicos así como venta de ropa y artículos para el hogar.

Ixtapa es otro de los sitios que no debe dejar de visitar si viaja a Puerto Vallarta, en este sitio existen zonas arqueológicas que muestran a las nuevas generaciones una parte de su historia.

El centro ceremonial está formado por 29 montículos diseminados en una superficie de 10 hectáreas, uno de los montículos mayores, destruido parcialmente, tiene un diámetro de 40 metros y una altura de entre 7 y 8 metros.

Las Juntas, este es un pueblo que conserva aún algunas tradiciones de sus antiguos visitantes, su plaza los fines de semana se viste de fiesta y se pueden disfrutar de ricos antojitos mexicanos y pasear con la familia, además de disfrutar de la calidez de la gente local que puede platicar ricas y divertidas anécdota.

Las Palmas, es un pueblo conservador típicamente mexicano que inició su historia en 1934 con el agrarismo como una hacienda, la actividad principal es la agricultura y crianza de ganado vacuno, hoy en día es un pueblo típico de la provincia de México, y aun cuando la modernidad lo ha ido alcanzando, todavía puede ofrecer la frescura de su gente y los atractivos de un sitio que conserva su cultura.