El tesoro verde, las montañas de la Sierra Madre en Puerto Vallarta

El tesoro verde, las montañas de la Sierra Madre en Puerto Vallarta

Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta
25 Marzo 2015

Con el color verde esmeralda que caracteriza a la vegetación de Puerto Vallarta, las montañas son un mudo testigo del paso del tiempo y la evolución de la ciudad.

Su gran belleza y majestuosidad ha dado un toque especial y único a este destino que ha aprendido a combinar la modernidad con el respeto por el medio ambiente e incluso, que aspira hacer de estas un Área Natural Protegida.

Se estima que el 50 % de la riqueza biológica de las montañas que rodean a Puerto Vallarta es endémica de México, es decir, no existe fuera de este país y como muestra de su enorme riqueza biológica, se tienen registradas 2 mil especies de plantas, aunque es probable que existan más de 4 mil, 80 especies de mamíferos, más de 300 de aves, 85 de anfibios y reptiles y 500 de mariposas.

Se han establecido más de diez tipos de vegetación, entre los más importantes están los bosques tropicales y palmares, que son dignos de un recorrido ecoturístico mediante el cual puede conocerse más de ellas.

El visitante puede adentrarse en las montañas a pie, en bicicleta  e incluso en algunas zonas con otro tipo de vehículos, hay empresas con guías especializados que ofrecen tours que te alejan de los caminos trillados y te llevan a disfrutar de la riqueza de recursos naturales y espectaculares escenarios de la zona, mientras descubres el ecosistema y la vida silvestre de la Sierra Madre.

Los espectaculares paisajes de montaña están al alcance de cualquier visitante y sólo basta decidir quién será su guía y el área que desea conocer, cualquiera ofrece alejarlo de los ruidos de la ciudad y sumergirlo en los sonidos, aromas y vistas en la selva tropical con sus impresionantes senderos y vistas. 

Si quieres vivir una aventura de explorador en Puerto Vallarta, no debes perderte la experiencia de realizar expediciones a las montañas de la Sierra Madre Occidental y recorrer los paisajes más bellos que ofrecen estos gigantes que guardan grandes secretos y han sido mudos testigos del paso del tiempo.